Celina Levy, el arte del movimiento y el volumen