Encuentra en ComprArt lo que necesitas
¿Un retrato, un mural, una pintura especial para regalar? También realizamos diseño artístico de cuartos infantiles y diseño en obra para proyectos inmobiliarios
Elegimos juntos al mejor artista para realizarlo, asesorado por nuestros expertos. Con distintos presupuestos a tu alcance
Esperamos tu consulta al teléfono +54 9 11 6502 0015 (llamada o whatsapp) o por mail a info@comprart.com (inglés y español) Atendemos todos lo días de 8 a 20 (hora de Buenos Aires)

Blog Categories

Blog Categories

Raúl Russo fue uno de los pintores que integró lo que se llamó la segunda vanguardia de la pintura argentina, surgida en la década del '30. 

Formó el grupo de los pintores sensibles, llamados así porque cultivaron la expresión de matices delicados con una fuerte carga de subjetividad, caracterizados por el uso del color como una herramienta emocional, cuya principal figura fue Raúl Soldi.

Russo nació en Buenos Aires el 29 de diciembre de 1912 y estudió en la Escuela Nacional de Bellas Artes, de la que egresó en 1931.

En 1932 realiza cursos en la Escuela Superior de Bellas Artes "Ernesto de la Cárcova", donde es discípulo de pintura de Emilio Centurión y de pintura mural y grabado de Alfredo Guido. También trabaja en el taller de Jorge Larco.

Desde 1929 concurre a distintos salones provinciales y en 1942 realiza su primera exposición individual en Asociación de Amigos del Arte, seguida por varias exposiciones en diferentes galerías, museos e instituciones.

También interviene en exhibiciones fuera del país, como la Exposición Panamericana de Nueva York (1946), la Bienal de San Pablo (1953, 1963), la Bienal de Venecia (1954, 1956, 1962) y la Feria Internacional de Bruselas (1958).

A partir de 1948 se desempeña como docente de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires y desde 1955 de la Escuela Nacional de Bellas Artes Manuel Belgrano. 

Russo pintó figuras, pero principalmente paisajes y composiciones, que registran el avance del color, con el que el artista propone al observador una nueva forma de mirar la obra de arte.

En 1946 y 1949 obtiene el Primer Premio del Salón de la Sociedad de Acuarelistas y Grabadores dedicado al tema “Ciudad de Buenos Aires”. Al Primer Premio logrado en 1959 siguió en 1960 el Gran Premio de Honor por su obra “Venecia”, hoy en el Museo Nacional.

En 1961 obtuvo el Premio Palanza, y en 1966 fue designado miembro de número de la Academia Nacional de Bellas Artes.

En 1968 realiza el gran vitral de la entrada de la Parroquia Nuestra Señora Madre de los Inmigrantes en la calle Necochea del Barrio de La Boca, en Buenos Aires.

En 1976 se mudó a París, donde realizó una extensa labor paisajística, y permaneció en esa ciudad hasta su muerte, el 5 de diciembre de 1984.

Sus pinturas integran el patrimonio del Museo Nacional de Bellas Artes; del Museo Municipal de Artes Plásticas Eduardo Sívori; del Museo Provincial de Bellas Artes de Buenos Aires en La Plata ; del Museo Provincial de La Rioja y del Museo Municipal de Bellas Artes de Córdoba, entre otras instituciones.