Encuentra en ComprArt lo que necesitas
¿Un retrato, un mural, una pintura especial para regalar? También realizamos diseño artístico de cuartos infantiles y diseño en obra para proyectos inmobiliarios
Elegimos juntos al mejor artista para realizarlo, asesorado por nuestros expertos. Con distintos presupuestos a tu alcance
Esperamos tu consulta al teléfono +54 9 11 6502 0015 (llamada o whatsapp) o por mail a info@comprart.com (inglés y español) Atendemos todos lo días de 8 a 20 (hora de Buenos Aires)

Blog Categories

Blog Categories

Fernando Fader fue un pintor y dibujante argentino nacido en Francia, principal seguidor del impresionismo alemán en la Argentina. 

Fader nació el 11 de abril de 1882, en Burdeos. En 1898 realizó sus primeras obras pictóricas, entre las que destaca el óleo El viejo piojoso. Realizó estudios primarios en Francia y estudios secundarios en Alemania, en la Realschule del Palatinado del Rhin. 

Allí también estudia con Heinrich von Zügel (1850-1941), un partidario de la pintura al aire libre, cuyos ejes temáticos eran los animales y la concepción naturalista del paisaje, derivados de la escuela de Barbizón. 

En 1900 ganó una medalla de oro por su pintura "Detrás del arco iris". En 1906 realiza su primera muestra en Argentina, sin éxito. 

Ya en el país, participa del grupo Nexus (de temática localista y técnica que vacilaba entre el impresionismo y el academicismo), junto a artistas como Pío Collivadino y Cesáreo Bernaldo de Quirós y, marginalmente, Emilio Caraffa.

 

Impulsado por su otra pasión, la ingeniería, invirtió toda su fortuna en una empresa hidráulica que lo llevó a la quiebra. Este duro momento económico coincidió con los primeros síntomas de tuberculosis, que lo llevaron a buscar el clima suave de las sierras de Córdoba hacia 1917. 

Pintó en las Sierras de Achala e Ischilín, en poblaciones como Candelaria, La Higuera, Pocho, San Pedro Norte y San Francisco del Chañar. 

Entre sus múltiples retratosóleos y acuarelas se destacan La mantillaLa madre y La liga azul, estas últimas expuestas en el V salón Nacional de 1915, así como La vida de un día, serie de ocho telas de (80x100 cm) en las que se representa el mismo paisaje con sus variantes de luz a lo largo del día, pintadas durante 1917. 

En su pintura se aprecian distintos periodos emocionales, como la etapa de interiores oscuros con predominio de los colores ocres y pardos y su otro momento de más luminosidad, donde la luz artificial cae sobre los objetos relacionando el color-luz con el objeto-luz. 

En 1914 después de su quiebra, se instala en Buenos Aires y presenta dos obras en el Salón Nacional. Con "La mantilla" comparte el premio Adquisición con Ernesto de La Cárcova. En la exposición Internacional de California gana el primer premio con "La comida de los cerdos". 

Murió en Córdoba el 28 de febrero 1935.